lunes, 4 de junio de 2012

Prueba superada...

     Prueba superada es lo que nos dicen o nos decimos a nosotros mismos cuando logramos hacer algo que nos cuesta. Eso mismo me ha dicho esta mañana mi amiga E cuando le he contestado que el concierto al que fui ayer estuvo muy bien.
No, la prueba a superar no era ir a un concierto, sino ir a ESE tipo de concierto. Al de Lenny Kravitz. Ya saben ustedes que yo tengo intolerancia a las multitudes y a que me toquen cuando no quiero y sobretodo desconocidos, así que, a lo mejor para muchos de ustedes sólo es ir a un concierto, pero para mi es algo más...pero permítanme que haga como la liebre amiga del sombrerero loco,(....véase Alicia en el país de las maravillas...), y comience por el comienzo...
Cuando se me presentó la ocasión de ir a ver actuar a Il Divo, sabía exactamente qué quería ponerme...pero claro...como ustedes ya habrán intuido después de tantos meses hablándoles, yo no suelo ir a conciertos tipo "el tío Lenny", así que se me presentó un problema delante del armario porque sí....no-tengo-nada-que-ponerme-ni-una-miserable-camiseta...(no señores, tengo camisetas y polos, pero no son de ir a conciertos)...una vez encontrada la camiseta, la acompañaré de los vaqueros rotos y las pelotas...(que por si no lo saben, es el nombre de los zapatos, no crean que me refiero a otra cosa....)...
     "Quedamos a las ocho?", me dijo D mientras en mi cabeza un tumulto de risas respondían, sí, a las ocho, a las siete, no te digo...Claro que no íbamos a quedar tan pronto...en qué estaba pensando?...
Una vez recogimos todo, salimos hacia Barcelona. Llegamos a la hora de comer y siguiendo las indicaciones de otro de mis primos, "...sí,sí...estáis cerca de un mcdonals..."...se han dado cuenta de que el concepto cerca es muy relativo verdad?, su concepto de cerca es como el de mi amiga P, que cuando quisimos ir a Roma y le dije, busca un hotel CERCA del centro, encontró uno a cinco kilómetros del mismo, super cerca vamos....tan cerca que dimití...
Allí en Barcelona acabamos en una cafetería...con un loco detrás...porqué será que siempre me encuentro a los locos?...a nadie nos gusta tratar con ellos pero incomprensiblemente allá donde voy, hay uno. Sentado frente a mi, un señor con una camisa-mantel imposible y francamente fea le preguntaba a una chica si quería sacarle una foto, puesto que llevaba el móvil en la mano, y así se la ponía de salva pantallas. La chica, que seguramente estaba pensando, si sólo me estoy tomando un café, porqué me pasa esto a mi?, le contestó sonriendo que no, a lo que el hombre de la camisa mantel insistió, preguntando si su móvil no tenia salva pantallas. Yo voy a concentrarme en mis spaghetti,me dije, pero dior sabe que me resulta muy difícil porque ahora que la chica ha abandonado la mesa, me está mirando a mi, y yo mentalmente imploro que no me hable, yo tampoco quiero una foto suya.
Después de otro paseo "porque donde vamos está aquí al lado", cogimos dos autobuses que nos llevaron a nuestro destino, el concierto.
Y es aquí donde empieza para mi la prueba. La prueba de estar rodeada de gente que, naturalmente y dadas las circunstancias, van a empujarte si es preciso y estar muy pegados a ti...(gotas de sudor, horror)...y ahora que digo eso...muy pegados a ti, compartiendo el calor humano, porque fuera llovía pero dentro hacía una calor...
Allí me encontraba yo, en un concierto de un ARTISTA del que sólo sé cuatro canciones...¿y yo qué hago aquí?, me decía mientras un dj acompañado por dos personas más animaba y caldeaba,(más), el ambiente...y ustedes no se imaginan cuando una es bajita lo incomodo que es eso...lo hablaba con dos niñas que estaban a mi lado, yo parecía su hermana la mayor, y es que eso siempre pasa, hay concentración de gente y de repente paaaaaaaam...nos juntamos más de dos bajitas, nos unimos y comentamos que no vemos nada porque siempre hay un alto que se te pone delante...
     Y entonces salió ÉL, el tío Lenny. Con todo su espectáculo vocal, visual, musical...en fin, con todo...porque todo él es un espectáculo. Además de su gran voz, hay que sumar a su banda capaz de hacer un sólo de trompeta, de saxo, de trombón, de guitarra...de todo!. Y yo ahí, dando saltos y gritando, sin conocer nada más que cuatro canciones, con la ropa pegada del "calor humano", queriendo sin poder, tener la posibilidad de verme desde fuera... =)
Pero cuando uno cree que este hombre, que durante más de dos horas,demuestra el artista que es, ya ha hecho todo, se sienta sólo junto a su guitarrista y canta I belong to you, haciendo callar a todo el mundo en general y derretirse a todas las mujeres en particular.
Para acabar dio literalmente "la vuelta al ruedo", bajando al público, acercándose, tocándolos...una vuelta que duró 20 minutos, mientras él cantaba y la banda tocaba...
Toda una experiencia!!!!!




(04.06.12)

2 comentarios:

  1. So stylish! follow each other sweetie?:X

    FashionSpot.ro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes, so, so stylish...The concert is fabulous...i love lenny...ajajaja

      Eliminar