domingo, 26 de octubre de 2014

lunes, 20 de octubre de 2014

El manos libres...

   Señores, la tecnología quiere fastidiarme y cuando ya no sabe cómo hacerlo con el ordenador, emplea otros soportes.
Y así no. Yo así no juego, porque hay inventos que no.
Como por ejemplo el manos libres.
El manos libres es un mal invento. Los manos libres los carga el diablo. Pero no el que viste de Prada...(viva Prada!)...no, el otro, el diablo de la tecnología...
(Jaaaaa, por favor, como si sólo existiera un diablo...)...
No se puede ir en el coche con el manos libres, no lo hagan.
   Primero porque no se oye bien, imaginen como quieran escuchar..., no, no se oye bien, se oye como en la lejanía y claro, el que llama grita y el que recibe la llamada, como cree que no le van a oír, grita también.
Claro, estás en un atasco y el de tu lado piensa, esta persona o está loca o está cantando sin sentido porque de repente se calla.
(Incluso hay ocasiones en que se dan las dos circunstancias...estar loco y cantar a plazos).
   El caso es que como mi vida es un drama, iba conduciendo el otro día y como no, me perdí. Sí...yo es que soy de pérdida fácil, ya lo saben...
Y digo, pues voy a llamar y una llama, aunque ahora llamar esté obsoleto y sólo se manden whatsapp's, y que me digan dónde estoy y qué camino he de seguir.
No, no sabía dónde estaba, no acaban de leer que soy de pérdida fácil?, y no se dan cuenta de que en todas las ciudades hay determinadas zonas en que todas las calles son iguales?, pues eso.
Qué pasó?, que sujetando el móvil en el segundo piiiiii no me dio tiempo, perdonen, los tonos suenan así, les decía que no me dio tiempo a poner el manos libres/altavoz entre otras cosas porque no me di cuenta de que estaba en la misma pantalla...cosa que ya sé, pero en ese instante no caí y claro, conducir, sujetar el teléfono, cambiar de marcha...señores no. Así que hice lo que tenía que hacer. No pasar de tercera y gritar aun sin llevar el manos libres.
Que yo sé que estarán pensando, y porqué no paró y habló tranquila?...señores, porque si paraba no podía seguir el camino que me estaban indicando...y yo no estaba para memorizar nada, no, no, no, no...
   Aprendido el camino, que no la lección del contratiempo de no poner el manos libres, me escribí una nota mental en la que me decía que la próxima vez lo pondría.
(Luego en estos casos están los amigos/as que te dicen que porqué no lo has puesto, que con lo fácil que es, que es más cómodo, que le das a la pantalla y ya está, que es mucho mejor...)...
Sí...un mejor...
   Se repite la historia de la pérdida en el camino cuando me dirigía hacia casa de mi amiga A, que por cierto, su hijo acaba de cumplir un año, iba hacia su casa con un regalo más grande que el maletero de mi coche, pero eso ahora no viene a cuento, aunque por cierto, comprar un regalo para un niño también es tela...el caso es que tuve que ponerlo en el asiento de atrás y el resto de cosas en el maletero,
El resto de cosas son mi bolso, la bolsa con las cosas que posiblemente necesite como mis efectos personales...total, muchas cosas.
Como no, me perdí y tuve que llamarla y por "comodidad" puse el manos libres.
MAL.
   Primero porque como les he dicho antes se oye mal, además se oye como con eco, empieza el tono, piiiiiiii y parece que inunda todo el coche. Y mi coche es pequeño así que hace más eco.
Que esto no es ninguna teoría comprobada, esto lo digo yo, también les digo una cosa, esto en un Volkswagen Touareg no pasa. Pero claro, yo no tengo un Touareg. Que un día tendré uno, esto que lo sepan ya, pero como no lo conduciré yo, podré hablar sin necesidad de poner el manos libres, porque claro, yo un coche de esa envergadura no puedo conducirlo, hombre poder puedo, pero mejor que lo haga otro...además, tendrá escalón para subir, porque sino a ver como subo yo...
   Ay, que me pierdo en los detalles...les decía que llamé a mi amiga A, puse el manos libres y llegó el drama.
Si, porque se me ocurrió decirle, "...A, me estoy haciendo mayor porq..." (que yo mayor no me hago, es una manera de hablar, pero vamos...), y me contesta así sin dejarme acabar la frase..."ay amiga, o sea que ya no vas a ligar con el profesor de pádel que a saber si es mayor de edad ni con italianos que hacen surf eh?, porque chica...será muy guapo y todo lo que tú quieras, pero mira que es tonto...eh?...y le digo tonto por no decirle otra cosa y eso que ya te lo dije, que después de quien tú ya sabes, más no!!!...menos mal que se va y no vuelve...". 
Y se queda tan tranquila señores.
No quieran ver mi cara conduciendo con los ojos así... O_O ...así que hice lo que tenía que hacer.
Ponerme a gritar por encima de ella.
Qué bonito...y que de personas de treinta y...eso...de personas...
Era para oírme...y para verme, que no sabía si coger el volante, si coger el móvil...ella diciendo, "...pero mira que es tonto eh?..." y yo por encima..."...ddddd...aaaaaaaah....oyeeee, aaaay que llevo el manos libres!!!...jajajaja...(risa nerviosa)...y no estoy sólaaa... Que te calles!!!"...
Todo muy adulto. 
Y mi amigo mirando con cara de no entender lo que estaba pasando...o peor aún...entendiéndolo...
Porque después vino un, "qué?", de mi amigo, que ya se fue y no va a volver y un, "que de qué..." mío.
Y él, "qué dice tu amiga?", y yo, "uy...muchas tonterías, no hay que hacerle caso, yo creo que como es madre y duerme poco no sabe lo que dice...vamos yo la ignoraría y además...no decías que no sabías nuestro idioma?, porqué mientes?, no, porqué me mientes a mí?, no, así no, a mí estas cosas me duelen eh?, siiiii, me generan desconfianza porque las mentiras son malas, las mentiras no llevan a ninguna parte, mentiras no, no, no, ahora se ha abierto una brecha, ahora aquí se ha creado un conflicto y yo soy la damnificada, o sea estoy dolida eh?, tengo mucho dolor, estas cosas duelen, luego hacen mella, minan la confianza en el ser humano y lo acaba pagando un tercero, son daños colaterales y una cosa te voy a decir, (dedo en alto)...


no me quieras confundir diciendo que la culpa es mía que bastante tengo con haberme perdido, las cosas así no..."...
Hombre...que aún quería tener razón y todo...se dan cuenta no?...
   Lo que les decía, que la tecnología está por fastidiarme...mi amiga también aunque no entiendo porqué...que digo yo una cosa, si yo no la fastidio a ella, porqué ha de tomarla conmigo?...la tecnología digo...
(Aunque esa misma pregunta me hizo mi amiga cuando vio que le había regalado a su hijo una moto).
   "Tú sabes el peligro que tiene una moto?", me decía...y yo pensando, sí, el mismo que tú cuando hablas por el manos libres...
   Resumiendo, que lo mejor que pueden hacer es no hablar por el móvil cuando vayan en el coche, porque sólo genera problemas y...uy la poli, uy y yo grabando esto en el iphone...




Ilustraciones, Jordi Labanda
(20-10-14)

miércoles, 15 de octubre de 2014

El nuevo médico...

   Señores, mi vida es un drama.
Me han cambiado el médico. Y estas cosas no se hacen.
Que los médicos tienen derecho a jubilarse, como no, pero el mío no. Porque yo tengo unas costumbres y que de repente el médico decida que se va y traigan a otro no me viene bien.
Ustedes llámenlo ser egoísta, yo lo llamo, las cosas así no funcionan.
   El caso es que me he visto forzada a pedir visita, porque claro, el..."me duele la cabeza o estornudo demasiado mamá, díselo al médico y que te recete algo", ya ha dejado de funcionar.
"Que venga ella así la conozco", le dijo el médico.
Lo ven no?, a mí no me puede decir eso Andrés Velencoso no, me lo tiene que decir el médico al que por cierto, yo no quiero conocer. No como a Andrés...ustedes ya me entienden señoras...
Pero bueno, una que ya es...iba a decir adulta pero...en fin, una decide que sí, que va al médico, entre otras cosas porque tengo el pie inflamado y alergia y no puedo respirar, que me recete algo.
   Ir al médico es una pesadez, y no lo digo por los cuarenta y cinco minutos que una espera, que no quiero quejarme, pero ya saben lo que odio esperar.
Es por las personas que hay en la sala de espera. Esas personas.
Esas personas que hablan muy alto, obviando que estamos en una sala de espera común. Personas que están enfermas, generalmente más que una misma y que se dedican a contar su enfermedad al de al lado, o sea yo. Y yo no quiero ser grosera, pero estas cosas no me interesan.
Y después hay otro tipo de persona, la que tose escandalosamente y sin taparse la boca. Ay. Ay, ay, ay. Esto si que no.
Yo con estas cosas no puedo. A mí estas cosas me dan entre asco y mucho asco.
Y claro, yo ahí sentada en la silla de hierro comodísima...


...que llegas sin espalda y te vas peor que has llegado porque como te sientas y no es cómoda, intentas acomodarte en vano escurriéndote, que es peor...al final acabas en el límite de la silla tortura, tienes que volver a incorporarte, te duele la espalda...en fin, la pescadilla que se muerde la cola...fatal...
Y de repente una tos...una cantidad de moquitos ahí instalados en el cuerpo de esa señora de mi lado...hombre, que estaba yo enfrascada en mi chat de whatsapp contándole a mi amiga E que no sabía para qué había ido al médico y lo incómodas que son las sillas y de repente...uuuuuuuh...qué escándalo.
Yo levanto la vista y la señora como disculpándose con la mirada. Bueno oye, no pasa nada...bueno, pasar pasa, porque la señora tenía que tener bronquitis o algo así porque esa tos no era normal.
Sigo yo con mi chat, contándole a E que para qué he ido al médico, que las sillas son incómodas y una señora de mi lado tiene bronquitis y de repente otra vez pero vamos...que no sabía yo si se acababa el mundo o se acababa la señora...levanto la vista y la veo que eso de ponerse la mano por educación, higiene y respeto NO.
Drama.
Esas cosas no. No. Porque yo no quiero parecer una histérica...pero nos va a contagiar a todos, póngase la mano.
   Y entonces, no sé ustedes pero yo me pongo muy recta en la silla, total, ya había llegado sin espalda, para controlar a la señora que tose, ver hacia donde lo hace y así evitar los gérmenes. 
Sheeeeee. 
Después otra cosa que hago es toser yo misma, eso sí, tapándome para que la mujer lo vea y me imite.
Pues no. 
Ahí estaba la mujer tosiendo a diestro y siniestro, que mal lo he pasado. Al final me he levantado y me he cambiado de sitio, no lo he podido aguantar más. Y para que lo sepan, una señora le ha dado una piruleta. Se ve que no tenía caramelos y lo primero que ha encontrado ha sido eso. Que si lo llego a saber me pongo a toser yo también así como que se me va la vida para que la mujer me diese una. Claro que ahora que lo pienso, yo soy de esa generación a la que le decían, "...si alguien te da un caramelo, no lo cojaaas..."...(y abrían mucho los ojos y alargaban la palabra para dar miedo)...
   El caso es que ha salido un señor de la consulta y de fondo he oído que me llamaban por mi segundo nombre. Si...también soy de esa generación a la que le ponían dos nombres, nadie sabemos porqué, pero ahí están...
Y el médico, me llamo Álvaro, siéntese...(y en mi mente, bonito nombre y bonita camisa)...y cuénteme qué le sucede...
Claro, a mí si me pregunta eso yo necesito saber de cuánto tiempo dispongo...esto es así. Pero como soy una persona considerada, y no me gusta estar en la consulta más de lo necesario le digo lo del pie y que no puedo respirar.
   Y el hombre espera paciente mientras me quito la Converse y comenta que mis calcetines son muy graciosos...(claro)...mira el pie ladeando la cabeza, lo toca, me hace daño y me dice muy seriamente que está inflamado.
(Eso ya lo sabía yo, pero bueno...como acabo de conocerlo y me gustan su nombre y su camisa pues tampoco vamos a decir nada)...
   Ahora te voy a mirar los oído y la garganta, me dice.
Y digo yo algo, si lo que no puedo es respirar, porqué quiere mirarme los oídos?...no lo entiendo. Los médicos son muy complicados y yo no los entiendo ni los quiero entender...
Ay la garganta señores. Pues no me pone el palo ese de polo grande que está más seco que una zapatilla y que da una angustia que para qué?...oooooooj que asco le tengo...
Se marcha, vuelve con el estetoscopio y me dice que me levante la camiseta. Así sin más. Sin un café primero, sin invitarme u ofrecerme un helado...sin nada...y qué ropa interior llevo?...
(No, perdonen...vamos a ver...esto es así...)...
Respira, respira..., me dice, y yo pensando, si no hago otra cosa que respirar...si no me da tiempo a soltar el aire y ya me está diciendo que respire hondo de nuevo...que se me va a concentrar el aire en el cuerpo y entonces a ver qué pasa...
Ay de verdad...se dan cuenta no?...
   No estás constipada, me dice, lo que tienes es alergia. Aunque yo te voy a dar tratamiento, sería conveniente que fueses al otorrino...
Señores no. La última vez que fui al otorrino me metió un algodón por la nariz y lo impulsó hasta el cerebro, y con una vez es suficiente. 
Recojo las recetas que incluyen un inhalador nasal...(qué espectáculo, ya verán)...y me dice mientras se despide, "...los pulmones los tienes bien, es de nariz para arriba...de todo lo demás estás bien?..."...
Mientras recojo mis cosas me pregunto si es una pregunta con truco...



Foto, The big bang theory
(15-10-14)