viernes, 9 de junio de 2017

Querido amor...

   Querido amor...
Hoy no hago más que pensar en ti y aunque intento evitarlo, parece que el mundo no hace más que menciones que dirigen mi memoria hacia ti.
Así que inevitablemente, me he puesto a recordarte...y por extensión, a sonreír. Qué lástima.
Qué lástima que no reúna el valor suficiente para volver a decirte que quiero verte. Y el tiempo se me acaba.
Y sé que se acabará y no te habré dicho nada, y una vez más, te irás y no podré verte.
   Al menos no verás que te puedo acariciar con los ojos. Al menos no verás que me encantas por encima de todo. Al menos no verás mis ojos verdosos...al menos no tendré que decirte adiós.
Y eso que me muero por volver a verte, por darte un beso, uno detrás de otro. Ya te lo dije, me debes un beso...pero creo que tú prefieres no recordarlo.
Y en la distancia te pienso, te acaricio y te beso.
Y pienso que me muero por verte. Por acariciarte, por besarte.
Por mirar tus ojos, tu sonrisa, oír tu voz, estar otra vez bajo tu brazo y sentir que me proteges.
   A lo mejor a ti también te gustaría verme, pero eres capaz de controlarlo y que has decidido que no vas a hacerlo, porque ahora eso no entra en tus planes. O a lo mejor todo es una mentira que me invento para convencerme a mí misma...
(...io ti penso ancora, sai?...)
La verdad es que no lo sé.
   Sólo sé que hoy tu recuerdo pesa. Y pesa mucho. Y una vez más se me acaba el tiempo.
No el de decirte que te quiero, eso creo que ya lo sabes. El tiempo de verte antes de que te vayas...
Y me duele tanto...
...tanto que a veces miro tu foto y pienso en silencio, "...no te olvides de mí..."..."recuérdame"...mientras mi cabeza, que va por libre, piensa cosas que no debería pensar...atormentándome a mí misma...qué mala es...no quiero hacerle caso...pero el miedo a veces me gana...
Sólo me queda desear en silencio poder verte antes de que vuelvas a irte...ojala...en este momento no deseo nada más...verte, verte antes de que vuelvas a irte.
Es cierto que no tan lejos como la primera vez, pero te vas...y yo sólo puedo pensar en ti.
En tus ojos avellana, tu brazo que me hace sentir protegida...tus besos...en todos los que me debes...
   Ves?...hoy no era el día para escribir sobre ti...hoy tengo el ánimo revelador...revelador y algo melancólico...
Hoy sólo quiero abrazarte mucho, hoy sólo deseo dormir contigo y poder hacerlo, quedarme muy quieta a tu lado y dormir con una sonrisa, mientras dejo mi olor en una de tus camisetas.
   Querido amor...
Hoy no hago más que pensar en ti y aunque intento evitarlo, parece que el mundo no hace más que menciones que dirigen mi memoria hacia ti...


(01-02-14)
Ilustración, Jordi Labanda.