martes, 27 de mayo de 2014

La declaración...

   Señores, la vida es bella.
La vida es bella es una película de Roberto Benigni que servidora no ha podido ver ante la perspectiva de nadar en un mar de lágrimas...así que cada vez que lo he intentado, alguien me ha dicho que era un drama...(qué les parece?, vuelvo a no ser yo la que lo dice)...así que no, no la he visto.
Pero no quería hablar hoy de Roberto Benigni y su película italiana, otro día, tal vez, podemos hablar de italianos...o no...tal vez será mejor que no lo hagamos...porque cabría la posibilidad de crearme enemigos y digo yo una cosa, con los que tengo ya tengo suficientes.
Lo que les decía, que me pongo a hablar de italianos y...(           )...que me despisto vamos...o sea no de italianos, de cosas italianas...vamos, que la vida es bella.
   La vida es bella hasta que tienes que ir a hacer la declaración. La de la renta, digo.
(      )...claro...a qué tipo de declaración se creían que me refería?...a una declaración de principios?...a una amorosa?...
En ese caso...yo R, en pleno uso de mis facultades, (risas de fondo), declaro que soy una persona no normal, porque lo contrario sería muy aburrido y mis pequeñas manías son encantadoras. Declaro que he de adularme a mí misma porque no tengo abuela. Y declaro que no tengo nada más que declarar.
Lo que les decía, la declaración de...no, no, no, declaraciones de amor yo no hago...( O_o  )...o sí... Bueno, otro día podemos hablar de esto también...o mejor no...no lo sé...da igual...
Bueno, a lo que iba...(otra vez)...
   La vida es bella hasta que tienes que ir a hacer la declaración de la renta.
Y eso que ahora se puede hacer desde el ordenador. Pero yo no. Yo voy y que la hagan allí. Claro. No, no la hago por internet porque no me apetece y ya está.
El caso es que la semana pasada tenía hora para hacer la declaración.
Y yo no digo nada, pero se dan cuenta de que todo me pasa a mí no?, porque cerca de mi casa hay varias delegaciones, pues no. La que está más lejos. Y coger el coche, llegar allí, aparcar, buscar la delegación...
Y una vez una a hecho todo eso qué pasa? Pues que una llega al lugar. Y el lugar está lleno de personas. Pero sin ningún tipo de orden. Y así las cosas no pueden ser...porque las personas cuando no tienen orden empujan y a mí que me empujen no. Y además, entraban unos, salían otros, carritos con bebes...oooooj que angustia...
Y una pregunta tímidamente, porque ya saben que una es muy tímida..., "a qué grupo horario están llamando?"...y una señora que estaba en primera fila y a la que respeto por su capacidad auditiva, se gira y dice..."a los de las doceeeee!!!"...
Porqué?. Porqué las personas han de gritar?...que yo no digo nada porque no quiero parecer una maniática, pero vamos a ver, no es necesario...


Pero bueno, no pasa nada. Una se recompone en medio de la multitud, intentando que nadie la empuje y espera su turno.
Entonces llega un señor y grita. Y grita porque claro, como todos estamos en la calle a de escucharse por encima de la multitud...
"Los de las doce y cuarto!!!", grita.
Oigan, como si nos fuese a hacer la declaración Matt Bomer...un montón de personas corriendo, ojo, para hacer otra cola!!!

No, yo no. Vamos a ver, sé de sobra que Bomer no hace declaraciones de renta...para qué voy a correr?...
Pero claro...en estos casos, pasa lo de siempre, que en algún momento de la confusión, alguna persona decide tomar un atajo y se pone el primero.
En serio?...o sea, estamos todos al montón y de repente uno se pone el primero? Y yo tengo que estar en la parte que no está techada y que me de el sol en la cara?, cuando no he traído sombrero?...oooooj, mi vida es un drama...
Sí...un señor...llegó atajando en plan, "...es que mi señora está ahí delante...". Pues NO. Todos sabíamos que no, primero porque era el señor de la camisa fea, que no lo digo yo, lo dijo una señora que tenía yo al lado que estaba leyendo un libro en una tablet y dijo que el señor estaba sólo y luego porque si ese señor tenía señora como él decía, porqué no le dijo antes de salir de casa que con una camisa así no?...Pues oigan, era verdad. Para que vean.
Todos pensando mal y el hombre dijo la verdad. Y se lo dije a la del falso libro, que en verdad el señor de la camisa fea SÍ estaba con su señora. Y la señora cerró la tablet, alargó el cuello y dijo, "pues es verdad...y además mírala...si está la primera..."...
Es que vamos a ver, hay algo más pesado que hacer cola?...pues sí. Hacer cola y que cuando vaya a ser tu turno el de seguridad diga, hasta aquí. O sea, yo. De verdad eh?...Es que luego dicen que me quejo de todo pero...no podían dejarme pasar?...(chasquido de lengua)...
   Total, que paso y me dan un papel con un número para ir a la sala de espera donde en una pantalla saldrá mi número y la mesa a la que tendré que dirigirme.
Y yo, "...pero si me toca ya, es mi turno..." y el hombre que no, que va por orden de entrada. Pues vaya...eso se dice antes y le hago un placaje al señor de la camisa fea...
Mi paciencia es infinita...
   Y ahí esperando, mirando la pantallita a ver cuándo salía mi número...
Me toca!!!, mesa 50. Y yo, que soy miope, mirando arrugando los ojos y levantando la nariz...espero que la renta me salga a devolver, porque claro, voy a tener que ponerme algo en las arrugas que van a salirme en los ojos, o sea, líneas de expresión, porque yo me niego a tener patas de gallo, ustedes lo saben, yo lo sé, todos lo sabemos.
   Y la señora que está al otro lado de la mesa, "algo que declarar?", y yo, "a quién?".
(Perdonen, yo pregunto por si acaso...).
Eficientemente teclea mi número de dni y le salen todos mis datos...
"Le sale a devolver, me dice, es poco, pero bueno..."..."o sea, que de ésta tampoco me compro el Vuitton, no?, a ver si me toca la primitiva y así el año que viene le doy más faena...bueno, yo no, vendrá alguien en representación mía..."...
   Se dan cuenta no?, tanto rato esperando para hacer un trámite de diez minutos...
Está claro, el año que viene la hago por internet...o no...ay no lo sé...


Ilustraciones, Jordi Labanda
Matt Bomer.

(27-05-14)

domingo, 18 de mayo de 2014

Esas cosas que pasan...

   Señores, saben eso...no...no iba a decirles que mi vida es un drama...de verdad, cómo son...no iba a decirlo aún, digo...
Comenzaré de nuevo...
   Señores, saben cuando alguien dice que todos tenemos un ángel de la guarda?, bueno pues yo tengo dos. Sí. Porque uno sólo no puede con todo...
Toda apurada que vuelvo del centro, bueno, en honor a la verdad vengo casi como una  chica Almodovar, es decir, al borde de un ataque de nervios...bueno, siendo totalmente fiel a la verdad...he rebasado el borde y me ha dado un ataque de nervios.
Ay señores, es que me ha pasado una cosa...si es que todo me pasa a mí...
   Resulta que he quedado en el centro con Y y Mi para tomar algo, total, que cojo la moto, recojo a Mi y nos vamos al centro. Y no había donde aparcar. No había donde aparcar donde yo lo hago siempre, digo.
Y yo no quiero decir nada, pero de verdad...tanto le cuesta a la gente dejarme un sitio para aparcar mi moto?...no pueden ir a otro lugar?...no ven que ese es el mío?...es que claro...luego quedo yo como una maniática y no es así... Hemos tenido que aparcar en otro sitio, en la puerta de una joyería y ya no ha sido lo mismo...(y menos mal)...
La cosa es que, mientras esperábamos a Y nos hemos puesto a intercambiarnos unos regalos...y ya se pueden imaginar la escena...regalos, gritos, saltitos, el seguridad de la joyería mirándonos con cara de, loca una, loca la otra, locas al cuadrado...
Y ahí ha quedado la cosa, tan tranquilamente nos hemos marchado a por Y.
   Hemos ido a una tienda, a otra, a esa tan rara a la que a Y le gusta ir y que manifiestamente yo rechazo porque la música está muy alta, los focos son muchos y la ropa está...no, la ropa no está, porque no tienen ningún tipo de orden. Ni por colores, ni por nada. Y lo de la ropa doblada es una utopía...
Y así no se puede.
Pero voy, porque no quiero que digan que no soy flexible y que sólo voy a tiendas donde la ropa está ordenada y por colores. Porque no siempre eso es así...


...a veces TAMBIÉN está tirada y al montón. Básicamente en rebajas, pero eso ya es otra historia...
  Y luego de las tiendas nos hemos ido a tomar un café. Porque el café es la respuesta a todos los males o no males, o la mejor excusa para sentarse un rato.
El café. Acompañante de mil reuniones. Delante del que se hacen otras tantísimas confesiones...el café es importante en nuestras vidas.
Así que, como les decía, nos hemos puesto a tomar un café y arreglar el mundo.

Por eso nuestros cafés son largos...porque hay mucho que arreglar...
   Y entonces ha llegado la hora de irnos. Y en la misma cafetería, he ido a coger las llaves de la moto. Y no estaban.
Claro, me he dicho a mí misma, esto pasa por llevar el bolso más grande del mundo. Que yo no quiero exagerar, ya lo saben, pero es muy grande. Así que he metido todo mi brazo y he revuelto todo el bolso. Y no estaban.
Entonces he empezado a entrar en un pequeño estado de ansiedad. Y en los sillones de la cafetería he volcado el contenido del bolso mientras Y y Mi me decían que me tranquilizase, que seguro que estaban. Pero no.
   Saben que hay un record mundial de velocidad no?, pues yo lo he superado llegando en dos minutos de la cafetería, a la calle donde había aparcado la moto, interiorizando que no iba a estar, porque alguien me había robado las llaves.
   Y cuando hemos llegado estaba la policía.
La policía nacional y mi moto.
Nada más verla he recuperado un instante el aliento, y luego he pensado que sería curioso que la policía me multase por aparcar en la acera y yo sin llaves para llevarme la moto, ni liquidez para pagar la multa.
Acelerando el paso he ido a la moto, la he rodeado como queriendo comprobar que sí, que nadie se la había llevado, que no le faltaba nada...
Y entonces, uno de los dos policías nacionales, ha dicho..."esto es tuyo?"...mientras sujetaba en la mano un llavero.
Mi llavero señores. Un llavero que es una bola de piel, un oso de Tous, un lazo y una bola de billar con el número 8. Sí...podría llevar más cosas, pero ya saben que no me gusta exagerar.
Y entonces se ha producido una exaltación de alegría en mi persona y dando saltos he dicho, "aaaaay sííííí"...y dando saltos me he encaminado hacia el policía nacional, embargada por la emoción, y a dos pasos suyos he parado en seco y le he dicho...."aaaaay que iba a darte un abrazooo!!!!!".
Señores, sí. No me lo invento, ha sido así.
Les habría encantado ver la cara de Y y Mi...algo así como... O_O
Pero lo he arreglado eh?, no se crean...ha sido mucho peor, porque después de casi abrazar al policía, le he dicho..."aaaaay perdona que estoy muy nerviosaaaaa!!!...(sí, alargando la A), ...perdona es que creía que me habían robado la moto..."...(eso para que sepa que ha sido por el trance de creer que me habían robado, que no crea que voy abrazando a diestro y siniestro)...
Y el policía tranquilizándome con una sonrisa..."...no pasa nada, tranquila, que estas cosas pasan..." y yo que estoy en todo, no he podido más que mirar a mis amigas con cara de, ahora que ya sé que no me han robado la moto y este policía tiene mis llaves...lo habéis visto no?... Ö ...
Y el agente de la ley..."...a mí me ha pasado alguna vez...las llaves las ha recogido el seguridad de la joyería, te las habías dejado puestas, las ha cogido y nos han llamado".
(               )
Sí, yo también me he quedado sin palabras, pero sólo de manera momentánea, porque luego he seguido explicándole que estaba muy nerviosa...(por si no le había quedado claro)...y él tranquilizándome...
Ve a mi compañero y dale tus datos, el permiso de conducir y los papeles para que compruebe que todo está en regla, y tranquila, que ya ha pasado todo...(y por dentro el pobre pensando, que él compruebe eso y yo comprobaré que no estás fichada por loca...)...
   Así que después de este susto señores, aquí me encuentro. Contándoles porqué tengo dos ángeles de la guarda...

   Y mandando un mail a la joyería dándoles las gracias por haber recogido las llaves de la moto y haber llamado a la policía...porque con tantos nervios no he entrado a dárselas en persona...
Si es que...





(18-05-14)
Ilustraciones, Jordi Labanda
Aprilia Compay Custom

martes, 6 de mayo de 2014

Gino Paoli - Sapore di Sale

   Hoy me encuentro con el ánimo revelador, y quisiera compartir con ustedes una de mis pasiones, la música italiana antigua...
Así que les dejo esta canción...espero que les guste...





Sapore di sale, sapore di mare 
che hai sulla pelle, che hai sulle labbra 
quando esci dall'acqua e ti vieni a sdraiare 
vicino a me, vicino a me. 

Sapore di sale, sapore di mare 
un gusto un po' amaro di cose perdute 
di cose lasciate lontano da noi 
dove il mondo è diverso, diverso da qui. 

Il tempo è nei giorni che passano pigri 
e lasciano in bocca il gusto del sale 
ti butti nell'acqua e mi lasci a guardarti 
e rimango da solo nella sabbia e nel sol. 

Poi torni vicino e ti lasci cadere 
così nella sabbia e nelle mie braccia 
e mentre ti bacio sapore di sale 
sapore di mare, sapore di te

Il tempo è nei giorni che passano pigri 
e lasciano in bocca il gusto del sale 
ti butti nell'acqua e mi lasci a guardarti 
e rimango da solo nella sabbia e nel sol. 
Poi torni vicino e ti lasci cadere 
così nella sabbia e nelle mie braccia 
e mentre ti bacio sapore di sale 
sapore di mare, sapore di te.








Ilustración , Jordi Labanda.

(06-05-14)


domingo, 4 de mayo de 2014

El día de la madre...

   Señores, es el día de la madre, por si alguien no se ha enterado...o El corte inglés no lo ha recordado bastante.
Todo el "feis" lleno de felicitaciones a madres propias y ajenas...y yo preguntándome si esas madres sabrán que las han felicitado públicamente.
No, yo no. Para qué la voy a felicitar por fb si ella no lo va a leer?, yo la he felicitado físicamente, así como antaño, a la cara. Y le he hecho un regalo. Como es la "Maria pulseras", pues eso, le he comprado una más para la colección.
He enganchado la bolsita al collar del perro y éste se la ha llevado...(créanme cuando les digo que no sé qué le ha hecho más ilusión, si la pulsera o que se la llevara el perro)...
   Mi madre, al igual que la de ustedes es única. Nos parecemos en alguna que otra cosa, en carácter poco. Ella es todo simpatía y se hace con todo el mundo, más allá de sus amigos, allá donde va...todos la conocen. Habla con unos, habla con otros...o sea, como yo, pero al revés.
   Mi madre es muy fuerte. Pero no lo digo a modo, "que fuerte me parece", no. Es fuerte de carácter. Y es fuerte porque la salud le ha hecho pasar por momentos que la han hecho así. Y como es fuerte, ha superado esos momentos. Y luego tiene sus cosas de "qué fuerte me pareces".
Mi madre es tan fuerte que engañosamente, cree que todos somos tan fuertes como ella. Y como lo cree firmemente, encuentra inaceptables ciertas cosas.
(Normalmente esas cosas que para mí son un drama...).
    Mi madre también vive en un drama constante.
El drama de que no disfrute de la gastronomía como ella lo hace. Imagino que, además, cuando una es cocinera, el drama se agrava. Y la pobre lo vive desde que yo nací. Pobre.
De hecho, cuando voy de invitada a casa de alguien, sufre. 
No, por mí no. Sufre por la persona que me haya invitado, porque teme que no sepa qué hacer para comer. "...a ver qué vas a hacer...no te comportes "como siempre", me dice...". 
(                           )
Se dan cuenta no?...en fin...
   En cambio cuando llega el verano y nos reunímos en el chalet, si recibimos visitas está encantada. Y encima si a la visita en cuestión le gusta comer ya se vuelve loca.
Porque entonces puede hacer toda clase de platos que de normal no hace...
Y desde la otra punta de la mesa, me dice..."...ves?...todo el mundo no es como tú..."...y le pasa un plato a la visita, mientras una piensa...porqué?..., y ella le aclara al invitado que es que a su hija no le gusta nada.
(Yo tampoco lo definiría como que no me gusta nada, pero bueno, no le discuto, porque en cuestiones culinarias, es mejor no discutir con ella).
Y es mejor no discutir con ella, porque ella discute hasta con Arguiñano cuando sale por la tele. Es por eso que yo cuando está ella no cocino. Para qué?, si no me deja...
Mi madre no lo dice, pero teme que si algún día llego a tener hijos, no estén bien alimentados. De hecho, hasta teme que no esté bien alimentada cualquier persona que viva conmigo. Hasta yo misma. El perro no, porque para eso él tiene su propia comida.
Y todo esto viene por un día estábamos en el triangulito con mi sobrina C y quería merendar. Y yo le dije si quería un huevo Kinder. "Qué clase de merienda es esa?", me dijeron. 
Pero vamos a ver, señores...un huevo de chocolate SÍ es merienda, eso y otra cosa tipo cruasán. Es la merienda que compra una tía a su sobrina, una merienda que mola.
Pues a partir de ese día, fui tachada de irresponsable a la hora de comer para con los demás.
   Pero bueno...eso no importa.
   Mi madre.
Mis amigas dicen que mi madre mola...(eso es, insisto, porque no han cocinado con ella)...
El caso es que ahora que la estoy mirando cocinar, podría decir que sí, que esa gran mujer, mola.
Grande de espíritu señores, porque de estatura tira hacia lo pequeño. 
Siempre la relaciono con una cocina...recuerdo de pequeña, cuando iba a verla al trabajo y salía con su delantal blanco con puntillas, rodeada de cacerolas, platos y olores...Ustedes no lo saben, pero en el triangulito hubo un tiempo en el que entre mis compañeros, su tortilla de patatas era legendaria...de hecho, para mis amigas sigue siéndolo. Si pudiera, le haría una cocina como las de la tele...qué feliz sería entonces...
   Es amiga de inventarse canciones, no reconocer a los actores por su nombre...(...quiero ver la película esta del casino que salen "el guapo y el del café"...(o sea, Brad Pitt y George Clooney)...)... y enemiga de la tecnología... ;-)
Muy dada a las frases hechas y los refranes...("mucho te quiero perrito, pero pan poquito")...a hablar con el perro desde que pisó la casa...("mamá...que ha dicho el chico que no le hablemos al perro"..."ay, que no te voy a decir nada, que no puedo hablarte..."...)...O_o , con una dosis de supersticiones encima a las que nunca llama de esa manera, sino "cosas que hay que hacer", siempre me pregunta qué hago delante del "aparato ese", o sea, el ordenador.
"Escribir un blog mamááá"..., "un qué?...para qué es eso?"..."Un sitio donde escribo cosas", "qué cosas?"...
(Buena pregunta...)...
Cuando le explico cómo se llama éste nuestro rincón, (otra vez), y que sólo lo puede leer por internet, no quiere saber porqué se llama así...(mejor)...ni nada relacionado con ello, sino que simplemente se indigna...
"Pues yo ahí no lo voy a leer, cuando lo hagas como un libro ya lo veré..."...
O_o
Y amén.


Ilustración, Jordi Labanda.
(04-05-14)